Nació en Roma, (¡Ya es tener arte!). Es trianitaliana, como la “bautizó” el gran Félix Machuca, porque es de Italia y vive en Triana (¡Imposible más arte!) 
Ha restaurado y pintado frescos en  palacios y castillos de aquella ciudad monumental y en La Toscana. En  Siena y en Florencia, donde residió más tarde para pintar en interiores de  monasterios, grandes hoteles, edificios con solera y también casas nobles y  edificios institucionales. 
Marchó a la India llamada por un interesante  trabajo artístico  que la retuvo un  año y medio en Pondicherry hasta recalar  por serendipia en Sevilla allá por el 2010.

Es arquitecta aunque no ejerce como tal.

Hoy en día decora esta ciudad con grafitis de auténtico arte en la calle. Su colección constituye un  museo animado al aire libre. Casi ochenta impactos  artísticos suyos decoran las persianas y fachadas de comercios y edificios singulares de nuestra ciudad.
Estoy segura de que pronto una organización turística de guía urbanita diseñará un recorrido nocturno por sus obras (cuando se bajan las persianas de los establecimientos se ven sus pinturas completas).
Una faceta artística singular que Alexandra alterna con  su solicitadísima obra pictórica en lienzo o con sus pinturas en lámparas y objetos artesanales o con la exquisitez y creativa decoración  de interiores en villas particulares y casas señoriales, haciendo con precisión realista trampantojos y murales y techos,  en habitaciones infantiles, salones…

Ella también atravesó esas dificultades  y momentos duros de los artistas que reflejan las películas hasta ser reconocidos y triunfar.  Llegó «sin nada», pero con una ilusión enorme que no le cabía en los bolsillos. Hoy es una artista consagrada.
(Foto de su archivo)

12004976_10153506775181166_470508129039417961_n

Como cantaría El Soto…”Llegaste aquí como una flor, como una primavera nueva, como una canción, como una luz”…
Sí. Con muchas ilusiones pero sin nada,  vine a defenderme a Sevilla con el atrevimiento de una ciudadana del mundo y con el coraje de mis genes italianos  para aportar mi trabajo. Llena de vida, pero sin nada.
El reconocimiento de los demás convirtió mi trabajo  en arte. Yo soy consciente de ello ahora, antes era un trabajo. Hoy se ha convertido en algo más apreciado.
Me  acerqué a una  guardería para ofrecerme como pintora de habitaciones infantiles  y las profesoras me  pidieron un mural para su escuela infantil. Les encantó  y ellas mismas  me animaron a seguir adelante.
Con mi malísimo español empecé a llamar a todas las puertas contando quién era y qué podía hacer. Trabajé decorando casetas en la feria y fui por otras de muchos lugares de Andalucía pintando casetas, pañoletas, sillas…
No me resultó fácil. Fueron comienzos duros pero siempre esperanzada supe que al final sería divertido y que podría ir mejor.
Tal vez se me quedó impregnada la filosofía de la India (recuerda la película El exótico Hotel Marigold) “ Al final todo saldrá bien y  si algo no va bien es que aún no es el final”.
Hoy es  la gente la que va buscando mi nombre en mis murales y  la que me llama para hacerme encargos.  Al final mi estilo gusta y yo me siento muy reconfortada por su apreciación de mi arte.
12278839_10153629802481166_74913506121012742_n
(Foto de su archivo)
Me cuenta que su primera obra  fue un trampantojo, una cuerda ornamental que iba de principio a fin de una escalera, como si fuera una barandilla, que era tan real que la gente intentaba agarrarse en ella.
Y que fue aquí en Sevilla donde se lanzó a experimentar entre el grafiti y el dibujo concebido como un mural o una pintura en fresco .

portada2
(Foto de su archivo)
Para los grafiti utilizo técnicas de serigrafía con distintos materiales. Saber  las técnicas de pintar frescos me ayudó. Hago mis plantillas en directo de negativo y positivo para reproducir después con precisión aunque la superficie sea rugosa.
He ido saliendo adelante con mucho trabajo. Nunca tuve como objetivo pintar como una expresión de mi arte interior. Mi  motivación para pintar era el dedicar mis horas a un trabajo que yo sabía hacer y que me servía para vivir.
También tuve que pintar y decorar incluso hacer trabajos en los que no tenía la mínima experiencia; pero cada cosa que no sé, si quiero hacerlo,  lo hago y  no paro de intentarlo hasta conseguirlo. Soy muy exigente conmigo mismo.
Lo que más me gusta de mi trabajo es la posibilidad de pintar literalmente las paredes de una ciudad. A través de mis clientes puedo crear arte que se integra perfectamente en el paisaje, formando una galería exterior que hoy es  una colección.
(Fotos de su archivo)
b32gb4Tienes ya un nombre entre los artistas consagrados
Mirando todo lo que he hecho pienso que soy buena, que tengo arte. Me lo ha dicho tanta gente que ya me lo empiezo a creer (jajajaja). Cuando pinté a Morante en la tela vacía empecé a reconocer la expresión del arte dentro de mi y a pensar que  tengo algo que decir. Salió una expresión de lo que llevo dentro. Bueno parece que ya voy teniendo un nombre en este mundo del arte.
Mi trabajo me da muchas satisfacciones cada vez que salen en prensa. Siguen apareciendo en algunos periódicos, ganan premios de fotografía y también se ha mencionado en conferencias, en la universidad. Nunca dejan de darme satisfacciones.

Con Morante de la Puebla. (Foto de su archivo)
15439755_10154664010326166_1466010198125634608_n

¿Qué hace ahora tu hija Isabella? ¡Qué curioso que naciera en la isla más pequeña habitada del mundo, una isla con tanta leyenda, además!
Ella fue mi inspiración cuando nació, en la Isla Tiberina, le hice una promesa de que lucharía para crear un mundo mejor y creo que lo estoy haciendo en parte a través de mi arte, pintando la ciudad donde vivimos.
Acabó la selectividad aquí  y está estudiando en Londres. Habla ya muy bien cuatro idiomas También es una ciudadana del mundo pero tiene intención de volver a vivir en Sevilla cuando acabe su carrera.

(Fotos de su archivo)

portada-4 portada5 poratda4 portada6 portada10

 

 

 

 

 

¿Sevilla?. ¿Qué es Sevilla?
Me encanta Sevilla. ¡Significa tanto para mi!
Me gusta descubrir sus tradiciones que unen a tantas personas. Es una ciudad vivible. Muy carismática. Las gentes comparten sus acontecimientos culturales y sus tradiciones, la feria, la semana santa, de una forma muy correcta y con mucha elegancia. Me gusta mucho la elegancia de los sevillanos y sevillanas cuando se visten especialmente para la feria, para la semana santa, o para ir a los toros. Dándole importancia a los acontecimientos. Celebrando que existen.
Me siento muy bien aquí en esta ciudad maravillosa, su clima, su gente, el ritmo del tiempo…
(Foto de su archivo)
a¿Qué te inspira de Sevilla?
El lugar más inspirador de mi ciudad, es en realidad la ciudad misma. Cada esquina, tan única y pintoresca, es una inspiración. Como decís muy bien los españoles, «Sevilla tiene un color especial».

Vives en Triana
Es muy agradable vivir en Triana. Como Manuel Carrasco, “yo las quiero a las dos, a Sevilla y a Triana, que es lo mismo pero no”.
¿Estás donde querías estar?
Sí. Ahora mismo no cambiaría nada de mi vida aquí. Donde estoy hoy y lo que hago es debido a cómo soy. No importa el lado bueno o malo vivido, todo me dio la posibilidad de lograr lo que he logrado. Me siento muy bien.
Siempre he sido capaz de vivir donde y como quiero, haciendo lo que me gusta y disfrutando. Vivo de lo que amo y eso me da libertad. Nunca he tenido miedo de cambiar el continente, el idioma o el trabajo, siempre he contado con mis capacidades y cualidades de adaptación y con el hecho de que estaba segura de que encontraría algo que hacer (¡o lo inventaría!). ¡Y estoy tan feliz en Sevilla!.

15820308_10211572111236306_911059673_nMe dice que su color favorito es el de Sevilla. Bromeo diciéndole que entonces es el añil, de mi “Sevilla en Añil”. Y reímos de ello.Le pregunto por su flor favorita. Me contesta que es una flor de su tierra que se llama “No te olvidar de mi” (traducido del trianitaliano). La miramos en el móvil para ver cómo es  y… nuevas risas… ¡Esa flor es de color añil!
Como buena italiana es «appassionata». Alexandra es muy divertida, muy cordial, a todo le saca alegría y lleva con arte en su sangre el oleo de la pintura.
En un día con mucho color, viendo su obra, he sentido el arco iris. Es una artista genial.
Ha sido un placer .
http://alexandradelbene.com/

CARMEN PAREJA-OBREGÓN DE LOS REYES / SEVILLA EN AÑIL
Fotografía de portada: Fátima Herrera