Paseando por el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla, también conocido con el nombre de Fibes, me llamó la atención un stands, y al acercarme a él, me encuentro con la escritora Yolanda Sáenz de Tejada.

Tras el efusivo saludo, comenzamos a hablar…

Carmen: Bueno, Yolanda, dime, ¿y qué has hecho?, ¿una fusión del jamón con tu poesía, con tu historia, con tu creatividad? Porque yo sé que en tu cabeza hay eso que los andaluces le llamamos, «arte pa reventar».

Yolanda: Gracias Carmen. Sí, a ver, mis socios son ganaderos y ellos contactaron conmigo por la creatividad y la poesía, y además de comercializar sus piezas de ibérico, ¿qué piensan? Queremos hacerlo de una manera diferente, que no sea un sólo diseño. En base a esto me piden trabajar con ellos, y cuando comenzamos, pensamos en montar una empresa. Yo llevo toda la imagen. Carmen, si el ochenta por ciento de las decisiones de compra es de la mujer, nosotras, ¿qué buscamos? buscamos belleza, verdad, valores…, por lo tanto, diseño un producto que cumple todos esos principios unificando todas las emociones.

Carmen: ¿Y cuál es la ganadería?

Yolanda: El Roncadero, en Sanlúcar del Guadiana que está en Huelva.

Carmen: Ajá.

Yolanda: Entonces, el producto final es muy hermoso. Todo viene en un pack, que cuando tú lo regales, seguro que no se olvidan de ti. El ibérico, que es lo mejor que producimos en Huelva, y nuestra empresa está basada en la experiencia del que recibe nuestro paquete lleno de sabor con su poesía.

Carmen: ¿Y el diseño?

Yolanda: La pieza está asociando el ibérico con la poesía, de hecho, en cada pack, va incluido un pequeño poema mío.

Carmen: ¿Un poema distinto?

Yolanda: Así es. De hecho, tenemos un club privado de socios que cada mes reciben una caja y en cada una de ellas hay un poema diferente

Carmen: ¡Qué bonito!

Yolanda: Hay una cosa muy curiosa, como todos los poemas están escritos sobre papel rosa, las personas lo pegan en la nevera y recibimos fotos de ellos. La gente tienen su colección de poemas diferentes cada mes.

Carmen: Me encanta. ¿y quieres decirme algo más? porque yo ahora mismo estoy mirando y hasta el suelo tiene un poema…

Yolanda: Sí, así es. Yo le hice hace años un poema a mi hija que está en un libro de poesía que habla del jamón: de esos montaditos tiernos, y entonces no estaba en el mundo del ibérico, pero yo reconozco que soy de las personas que más le gustan el jamón, con lo cual, tener una empresa de ibéricos es lo más, es un sueño.

Carmen: Totalmente.

Yolanda: Estamos muy ilusionados porque estamos trabajando duro la feria está siendo un éxito. Está habiendo mucha mucha expectación y por ello estoy muy contenta.

Carmen: Me alegro muchísimo, Yolanda ¡Viva el jamón!

Yolanda: ¡Viva!

Carmen: Y viva tú poesía. Muchas gracias por compartir con nosotros algo tan curioso y al mismo tiempo tan hermoso.

Yolanda: Gracias a ti por visitarme, Carmen.

Tras la experiencia vivida, me marché con una grata sonrisa bajo el cielo color Añil.
Editado por José Antonio Salas Alcázar