Lola Cebolla es una de las consultoras de comunicación digital más prestigiosas de este país. Con vocación de ayuda hace asequible la Comunicación Corporativa y La Transformación Digital a las pymes y a los autónomos.
Cuando terminó la carrera de  Arquitectura, construyó hogares, más que casas, en Brasil.  Las pasó canutas en la selva. (Si quieres saber cómo y porqué, sigue leyendo).
Hoy, como comunicadora,  crea los hilos de  “hogares virtuales de empresas” desde Sevilla.

Representa el éxito de una generación de jóvenes de los años noventa que hoy tienen cuarenta y tantos y a quienes denominaron JASP (Jóvenes Aunque Sobradamente Preparados). Muchos de ellos, como Lola,  tuvieron que emigrar en aquella crisis de horizontes sociales  post Expo y post Juegos Olímpicos y vuelven curtidos en las dificultades y con la excelencia profesional de sus méritos propios y de su talento.

Es también  periodista y  escritora e  investigadora de procesos  de marketing y comportamientos digitales.

Participa activamente en la Asociación de Emprendedores Andaluces (EMPREAN), un proyecto que considera necesario e imprescindible para el crecimiento de nuestra región.

Preocupada por la sociedad que dejaremos a nuestros hijos, tiene multitud de proyectos para descubrir y potenciar el talento en los niños y en los jóvenes.

Su cabeza es como una “olla exprés  hirviendo” en creación permanente.

Curtida en contrariedades y en carencias cotidianas de necesidades básicas, sabe cuál es el camino para lograr imposibles. ¿Puede alguien asesorar mejor a los empresarios de pequeñas y medianas?

Construyó y dirigió  un hotel y un restaurante en plena selva, con todas las dificultades que ello conlleva y atrajo a él a miles de personas desde dos mil kilómetros a la redonda.
Su vida está llena de vicisitudes, de superaciones y, por supuesto, de alegrías.
Tan llena, que parece que haya vivido varias vidas

Es terrenal y divina. Supo adaptarse a la naturaleza salvaje y es a su vez  la más civilizada. De sentido común y mucha sensibilidad ( a veces quiere disimularlo).  Con cerebro privilegiado. Es una “Business intelligent  woman” que dirían en Estados Unidos y en los mercados laborales más vanguardistas.
Quienes la conocen saben que a ella el trabajo no la agota. Es incansable, inasequible al desaliento.  Inteligente, coherente , constante,  leal, sincera, cercana , …
Es dulce y es … ¡Más linda que «to» las cosas!
CARMEN PAREJA-OBREGÓN DE LOS REYES / SEVILLA EN AÑILCon mi mirada al sur.

Con veinte y  pocos años, se fue a lo incierto para encontrar sus certezas.
Quizás por escapar de la rutina o por los malos tiempos socioeconómicos que corrían en Sevilla y en España entera después de la Expo. O por lo que ella dice: “lo más importante para mi entonces era saber qué hacía con mi vida”.
Pasé una infancia preciosa en Sevilla y en El Rompido. De pequeña mis padres me educaron como una persona no como una niña. Nos enseñaron a mis hermanos y a mi a conquistar nuestras metas.
Y tienes razón, después de la Expo, había un ambiente social muy pesimista. Yo estudiaba Arquitectura y me ganaba la vida con una academia de verano que montamos en El Portil con compañeros de clase. El horizonte no apetecía y …
Cogí la mochila. Me hablaron de una playa desierta en una isla en Brasil, algo así como la playa de “Rebelión a bordo” de Marlon Brandon. Sin luz, sin nada… Un paraíso. En aquella época en España sólo se podía vivir en la playa si eras rico o si eras jubilado.  Y allí podía hacer lo que me gustaba. Yo quería todo junto, construir, crear,  tener mi familia, disfrutar de la playa salvaje…

dsc01902

Parece idílico, pero no fue fácil ¿Verdad?
Pasamos de tener una vida a no tener nada Fueron  largos años de lucha, de batalla contra todo, carencias, de soledad y miedo, en los que tan sólo nos tuvimos a nosotros mismos.
Imagínate un lugar donde no tienes nada de lo que es cotidiano aquí, donde se carecía de la mínima comodidad… un lugar aislado, sin carreteras, ni agua corriente, sin luz eléctrica, sin teléfono, televisión, tiendas; caminos tan sólo accesibles en tractor la mayor parte del año, a 4, 5 o 6 horas de la civilización dependiendo de la lluvia, o quizás a días de estar comunicados de nuevo… sin restaurantes, cines, etc. Lo que se puede decir, en medio de una selva con vistas al mar
Supervivir fue muy duro, Carmen. Sin dinero para comer… vendíamos coco y con ello juntábamos uno a uno un saco de ladrillos y madera para hacer la primera casa (sin puertas y ventanas porque era lo más caro). Para la segunda, aprendí a usar la motosierra y con cincel y martillo y unos apuntes sobre la madera me atreví a terminar sus puertas y ventanas.

Los inicios son complicados, al menos no son sencillos. Antes que arquitecta, tuve que convertirme en carpintera, fontanera, aprender a amarrar paja, etc., y vivir entre tablas y paja..

14572800_10208962971765071_3794494155113119729_n¿Y a pesar de todo, feliz?
Sí. Y sin embargo feliz, feliz en casi cada instante… Y sin embargo duro, muy duro, más de lo que me creí capaz de soportar.
Las dificultades las vas pasando. No te das cuenta y das un paso, después das otro. Viene un momento bueno, se te olvidan los malos pasados; viene otro malo y, mientras lo pasas, viene otro bueno. Cuando te das cuenta, han pasado diecisiete años.
Traje de vuelta a este país lecciones aprendidas que jamás tendría la oportunidad de haber aprendido en mi vida aquí. Conocí personas de todo el mundo con puntos de vista completamente distintos ante los mismos hechos o problemas.
Personas pobres, muy pobres, como aquí nadie puede imaginar, con la sonrisa más bonita que he visto jamás, transpirando felicidad con lo básico para sobrevivir, de los que aprendí qué poco necesitamos para tener un motivo para sonreír, para ayudar al otro, compartir lo que tienes, y que la mayor riqueza es tener personas que te amen a tu lado y nada te faltará.
Ricos muy ricos, humildes, solidarios, buscando siempre a quien ayudar, que cuidaban de sus trabajadores como si de sus hijos se tratase, y no permitían que nada les faltara, que tenían como objetivo que progresaran sus familias año tras año, que sus hijos estudiasen y pudieran estar orgullosos de trabajar para ellos.
Trabajadores tenaces, que no se dejaban humillar, que hacían el vacío a quien no los tratase con respeto, prefiriendo dejar el trabajo a ser explotados. Porque las necesidades allí son distintas, no es necesario tanto para ir hacia adelante y confiaban en ser valorados por los próximos que les ofreciesen un trabajo.
Nativos libres, a los que el dinero no compraba la libertad de pescar, coger fruta del “mato”, ir a buscar unos cangrejos para la cena…
Amigos de verdad que estaban pendientes de lo que necesitases, a los que podías llamar, buscar en alegrías y tristezas, y nada buscaban a cambio.
Personas con humanidad, respeto hacia el otro, capaces de estar unidos y colaborar en un lugar supuestamente tan hostil. Donde no eras más ni menos por lo que tenías, pues de poco servía ni el dinero, ni los estudios, ni la belleza, la ropa o un buen peinado… Sólo servía si eras un buen ser humano, o no. Nunca nos faltó nada ni nadie en todos aquellos años realmente.
Me has emocionado, Lola. Me encanta oír esto de tu boca
Así sucedía, Carmen.

imagem-027-2imagem-024casa-algodones2algodones5000010

 

 

 

 


¿Por que regresaste?

Por la salud de mi padre. Ley de vida.
¿Vuelves?
Volvería, pero ahora en mi vida no es una opción volver. Las edades de mis hijos aquí  y lo adaptados que están me frenan a iniciar de nuevo el proceso. Ya no me lo planteo.
Dejaste mucho en aquel lugar
Dice un amigo de allí : “Tú no estás, pero tu presencia perdura porque todo lo que construiste está en pie”
¿Qué y cómo construías?
Construía hogares. Mi filosofía siempre se basó en la sostenibilidad y construir con los recursos que teníamos cerca y de producción local. Es por ello que me especialicé en madera y techos de paja, aunque es inevitable según qué proyecto usar el ladrillo y el cemento.
Cuando convives con la naturaleza te mimetizas con ella, la necesitas y la cuidas y mi afán fue siempre construir sin que las construcciones se vieran y que permitieran  crear un conjunto armónico con esa preciosidad de paisaje que teníamos el privilegio de disfrutar (y que ninguno queríamos cambiar, ni mis clientes, ni yo).
La hazaña de llevar materiales era aún más complicada que la de llevar comida… ¡Pero todo se puede cuando se quiere!

maraulas-brisas-1las-brisas1las-brisasimg_0600

 

 

 

 

 

 

Conseguiste hacer un hotel,  La  Pousada y el Restaurante Las Brisas en medio de la selva. ¿Cómo lo lograste?
Parece mentira, pero se puede construir y abrir un restaurante sin energía eléctrica, escondido en una playa, sin carreteras, con la tienda más cercana a 24 km y el supermercado a 90 km y todo ello en un lugar donde nadie te conoce.
El “truco” estaba en localizar a buenos proveedores, organizar los viajes de forma minuciosa, imaginación para comprar (imagina que tienes que comprar para abastecer una posada para quince o veinte días y no tienes nevera) y crear la carta, y sobre todo, mucha creatividad.
Cuando escriba la novela que estoy pensando lo contaré con más detalle.
¿Y cómo se consigue que los clientes y huéspedes te encuentren?
También tiene truco,  y a enseñarlo me dedico ahora.
Claro. Alguien que ha sido capaz de hacer esos logros, tiene mucho que enseñar. Mucho que transmitir.
La imaginación te brinda recursos creativos ante las carencias.

lola¿Errores en tu vida?
Nada me parece un error si ha salido de mi.  Equivocarse no es un error. He sido más feliz cuando me he escuchado a mi misma que cuando he hecho caso a los demás Y no siempre aciertas. Te equivocas muchas veces, pero cuando te equivocas aprendes un montón si sabes mirar. El cerebro te devuelve en fotogramas a mil revoluciones por minuto lo que has ido aprendiendo.
Cada vez que me pasa algo malo, me digo a mi misma: “A ver qué tengo que aprender de todo esto”, porque quiero pensar que las cosas no pasan porque sí. Tienes que aprender algo bueno de esto malo.
Es verdad, Lola, dice mi editor que “cada contrariedad contiene la semilla de algo que puede ser mejor”.
Así es. Me ha servido todo. Más allá de todas mis heridas y cicatrices… Si fui capaz de construir hogares casi de la nada.  Si fui capaz de levantar un hotel y un restaurante en medio de la selva y llenarlo de clientes contentos de estar allí,  había aprendido a comunicar sin redes sociales ni periódicos, sin conexiones físicas que mi propuesta era valorada. Si uso aquí todo lo aprendido allí…
¿La vuelta a Sevilla también difícil?
No te puedes imaginar, Carmen. Fue volver a empezar.
¿Sabes? Allí era alguien para los demás. Aquí anónima. Estaba acostumbrada a algo tan bello como la unión de la gente.
La lección más importante de mi vida la aprendí en Brasil: la felicidad está en el amor que sientes por los demás y ellos por ti. Había gente muy pobre pero tremendamente feliz por tener a quienes incondicionalmente iban a estar dispuestos a ayudarles. Es …esa complicidad que te da seguridad.
dsc05552¿Qué te apasiona?
Mis hijos principalmente, motor de todo lo que hago y mi mayor motivación. El diseño y la creatividad unido a la Tecnología y a las herramientas Digitales. Escribir, dar forma con palabras a aquello que observo, me inquieta y motiva. Emprender, siempre intentando mejorar con una idea el mundo que nos rodea.
¿Con qué causas sociales te identificas?
Con la Infancia, con el potenciamiento económico que ayude al desarrollo pero  sostenible; a  la salud,  a la Educación, al Medio ambiente. Con la ayuda humanitaria cotidiana y en desastres naturales, con la reducción de la pobreza, con los servicios sociales…
Si con tus ideas y con tus actuaciones  no mejoras el mundo un poco más, simplemente no es una buena idea.

dsc05567Te identificas mucho con el emprendedor, con el que apuesta por un sueño
Claro. Es que emprender, según mi punto de vista, es vivir continuamente un sueño, enfocar la vida en alcanzar objetivos que te hacen sentir realizado, útil, independiente, capaz.
Me gusta compararlo a aquellas pequeñas victorias que vivimos de niños cuando conseguimos por fin atarnos los zapatos sin ayuda,  andar en bicicleta sin rodines, tirarnos de cabeza a la piscina sin dar el panzazo, freír nuestro primer huevo y tantas experiencias que nos hicieron sentir el pecho inflarse de satisfacción por haber conseguido un propósito.
Emprender es el colmo de la creatividad, es para los inconformistas, para los que quieren y creen que pueden cambiar y mejorar su entorno.
Todos llevamos un emprendedor dentro, pero  puede que aún no lo hayamos descubierto.
Dime tu color
Rojo granate, me resulta cálido. Me serena.
¿Una flor?
Más de una. Los nardos, el azahar, jazmines y la  dama de noche.
Tengo aquí un aroma a dama de noche en el jardín de mi estudio que me retrasa cada jornada el  irme al dormitorio de noche porque hasta allí no llega su olor.
Sevilla tiene una cosa que sólo tiene Sevilla…
La primavera, el azahar, los caracoles. Era lo que más echaba de menos en Brasil.
Pero es curioso, Carmen, que siendo como es Sevilla, es el lugar donde me he sentido más sola. Le falta un pasito para ello. La gente es cordial pero es cerrada. O tal vez sea  mi apreciación por haber conocido otro tipo de ambientes más cercanos y más acogedores.
dsc05574
Foto: Marta Blandino
Tu próximo proyecto
Estoy centrada en hacer crecer “To be Online” para ayudar a  las pequeñas empresas y a los autónomos a lograr su mejor identidad también en lo digital.
Sería fácil pensar que teniendo la excelente fama de tu quehacer como asesora en la Red, los precios de tus trabajos serán disparatados ¿No?.

En absoluto, nuestra marca “TobeOnline” nació para dar cobertura a pequeñas y medianas empresas y a autónomos. Como tú has dicho, tengo vocación de ayuda (no podía ser de otra manera viniendo de sortear miles de dificultades en la vida) me identifico con los emprendedores, con las pymes y los autónomos en la lucha por sobrevivir y conseguir los sueños. Ellos son quienes mueven el tejido empresarial de nuestra sociedad. Mi marca, con un extraordinario equipo de profesionales lleno de talento y prestigio en la comunicación digital, la informática, las redes, los comportamientos del marketing digital, la publicidad y el diseño… nació para poner a su servicio todos los recursos de la comunicación corporativa aquello que las grandes empresas tienen a precios altísimos. En “TobeOnline” les brindamos tener cerca de ellos ajustado a sus necesidades y presupuesto un entramado de asistencia permanente sobre su plan de comunicación, plan social media, gestión de crisis. Creación de Estrategias de Comunicación Digital 2.0, Socialmedia y presencia Online. Organización y redacción de contenidos y artículos. Presencia y gestión de redes sociales. Diseño y arquitectura Web. Branding y marca personal. Relaciones con los medios, creación gráfica y virtual y gestión publicitaria. Todo ello para llegar y deslumbrar allá donde está su cliente…Siempre digo que los proyectos no son nada si no lo sabes contar. Y,  bien contados, una pequeña empresa, un autónomo, puede mover el mundo. Nosotros sabemos ayudarles.

Pensando en ellos hemos creado entre otras cosas,  Soluciones WebCard, un producto pensado para iniciar la presencia Online con el mínimo coste y máxima calidad.

13920974_10208365594671017_4656376016519661561_n891c5936-5706-46a7-a10b-4052da21b41bSé que mis lectores y lectoras están boquiabiertos contigo, Lola. Y que quieren saber más de ti. De tu vida en Brasil, de tu increíble versatilidad y de lo que podéis hacer en “To be Online” por ellos.
Para lo primero les regalo este enlace a tu blog en donde pueden encontrar contado por ti, mucho más sobre tu emocionante vida en la selva y  de tus proyectos.
Para lo segundo, diles tú  vuestra web para que puedan contactar con vosotros.
Ha sido un placer hablar contigo Carmen y acercarme a tus lectores. Nos encuentran en www.tobeonlineconsultores.com
Eres especial Lola. Has construido y construyes un universo visible para el futuro. Me encanta.