SÓLO VERLE LA CARA CADA MAÑANA ME DA FELICIDAD

Me despierto todas las mañanas con la ilusión de ver su cara. Que satisfacción es tenerla conmigo, es un verdadero placer poder cuidarla todos los días.

Abro su cuarto para despertarla, y ahí la tengo, como una niña pequeña. “¡Mamá, buenos días nos de Dios, vamos a levantarnos para desayunar¡”.

Ella siempre me responde: “¡Oh,  que alegría de verte¡, pensaba que no te iba a ver más. Estaba soñando contigo.”

Y yo le digo: “Pues aquí me tienes mamá, siempre a Tú lado. ¿Cómo me iba a olvidar de ti, mi vida?. ¡¡Vamos arriba!”.

Su habitación es como un “santuario”, no porque tenga vírgenes, ni santos, no, es que tiene miles de fotos puestas por todas partes, su padre, su madre, hermanos, primos, hijos, nietos, amigos ….. jajajaja; y lo mejor de todo es que cada día veo una foto diferente, y me pregunto ¿de dónde las habrá sacado? ….jajajaja; y es que es muy gracioso lo que me cuenta. Las cosas que se le ocurre hacer y decir, yo es que parto de risa con Ella.

Es muy difícil cuidar a una persona mayor, todos los días no se lo toma una igual que otro, pero si es verdad que es un privilegio tenerla aquí conmigo. Mi hermano Joaquín me dice siempre “Carmen, nos turnamos entre los hermanos y así tienes tiempo para hacer más cosas y para tu trabajo”. ¡Hermano, a mi es que me gusta vivir con mamá y, si tú supieras lo que me enriquece estar a su lado…¡¡

Hoy quiero decir que, como mi madre, hay a muchas personas que las cuidan sus hijos y les dan mucho amor, que es lo que ellos necesitan .

¿Os habéis puesto a pensar, el miedo que pueden tener sabiendo que tienen esa puerta ya abierta para irse al otro lado?.

¿Sabéis cuántas veces escucho a mi madre ahora decir que se quiere morir ya?.

¿Sabéis cuántas veces dicen las personas mayores que son un estorbo para los hijos?.

¿Sabéis cuantas veces lloran a solas y rezan para irse ya?.

Ellos lo que quieren es muchísimo amor y sentirse que todavía pueden hacer cosas y participar en la familia.

Una madre es el pilar del mundo, el cordón umbilical de la familia .

Estoy hablando de mi madre, porque a mi padre lo perdí hace ya 25 años, pero todo es igual, tanto para uno como para el otro, hablo de nuestros padres en si.

No dejéis que, por comodidad de la familia y de vuestro entorno, sea un estorbo quien os dio la vida .

El dinero, el trabajo, los hijos, las amistades, el salir y el entrar, eso no es todo, es importante para vivir,  pero tener a tu madre en tu casa, procurando darle todas las comodidades que ella siempre ha tenido, eso es lo máximo del mundo.

Y mirar esa butaca, que nunca esté vacía, siempre esté ella, con el cariño siempre presente. Puede ser que algún día sea yo la que este sentada en ella.

No soy quién para juzgar a nadie, sólo quiero decir que tenemos una cosa que se llama «conciencia» y la mía está muy tranquila. Vuelvo a decir que no es nada fácil cuidar de los mayores.

Cuando te casas y decides tener hijos, es para cuidarlos y darle el máximo amor del mundo. Siempre dices: «como quiero a mi hijo, lo quiero más que a nada en el mundo, por él daría la vida». Qué contrariedad, que cuando tu seas mayor tus hijos no piensen de esa manera. Pues a una madre hay que quererla y que sea lo más importante de Tú vida!. El que no cuida y no quiere a su madre, no quiere a nadie.

Pues ahora, en estos momentos tan delicados que estamos pasando, ahora que estamos todos en casa, pues ahora, ahora es el momento de estar con nuestros padres.

Mientras estoy escribiendo estas líneas, miro a mi madre y le doy un beso, y ella me dice: «Hija, qué haría yo sin ti, mi vida. Gracias por cuidarme y darme tanto amor”.

¡Gracias a ti, mamá por estar a mi lado y hacerme sentir viva!

Quiero darle un aplauso enorme a todos los padres del mundo, a los que hoy les llamamos abuelos.

Te quiero mamá.

Y yo a ti también mi niña.

¡¡VIVA LA FAMILIA¡¡, que es lo mas importante del mundo.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.